¿A quién?

A nadie. Iba a ceder el paso pero no vio a nadie.
He oído que aquel danés bajito y su bicicleta siguen aún allí...

No hay comentarios :

Publicar un comentario